Mercurio Retrógrado, que hacer y que no hacer en tu negocio

Mercurio Retrógrado en los negocios, un tema del que cada vez es más común escuchar hablar sobre que hacer o no hacer durante esos días. Estamos en un tiempo donde, la astrología, pasa a formar parte de nuestro lenguaje personal y laboral. Por lo tanto, no hay tiempo mejor invertido, que el que usamos para informarnos exactamente de qué se trata Mercurio Retrógrado. Por ejemplo, como nos influye, qué áreas de nuestra vida afecta y como transitar estos eventos con éxito y aprendizaje.

Tener en cuenta este periodo, observarlo y aprovecharlo puede resultar en una nueva herramienta para nuestro negocio. Contando con ello, podremos programar cada temporada donde Mercurio retrógrada. De hecho, Mercurio retrograda tres veces por año. En primer lugar, en el tramo de este 2023 ya retrogradó del 29 de diciembre al 18 de enero. En segundo lugar, ahora retrograda el viernes 21 de abril hasta el 15 de mayo en el signo de Tauro. Por último, Mercurio volverá a retrogradar en Virgo del 23 de Agosto al 15 de septiembre.

¿Por qué un planeta tiene fase retrograda?

¿Pero qué significa que un planeta esté retrógrado? Bien, cada cierto tiempo algunos planetas parecen detenerse e incluso ir hacia atrás. Esto no es más que un efecto visual desde nuestra Tierra y tiene que ver con las diferentes velocidades en las que se mueve. Cuando los planetas retrogradan, aquellos temas que representan sufren alteraciones, retrasos y todo tipo de cambios. Por ello, es importante conocer cuál es el planeta que retrograda y como influirá en mi persona o negocio este evento. Mercurio es el planeta que más veces retrograda y tener conocimiento de ello es una ventaja a la hora de programar acción e inacción.

Que significa Mercurio Retrógrado

Mercurio, según la mitología, era el dios romano del comercio. Esto es el equivalente a la deidad griega Hermes, el mensajero del Olimpo. Este planeta rige la comunicación, el pensamiento, el comercio y los estudios. También, la inteligencia, la razón, el transporte, los idiomas, la capacidad para expresarse y para entender. Sin olvidar los trámites, los contratos, los acuerdos verbales y algunos actos más.

Cuando este planeta está en su fase de retrogradación, todos estos temas se ven afectados, ralentizados y con cambios que no se esperaban. Se ven atrapados en una neblina en cuanto a la concreción y entendimiento, fallos y confusiones a tener en cuenta.

Que NO hacer con Mercurio Retrógrado

Te aconsejo no realizar firma de contratos, viajes, lanzamientos de productos nuevos, grandes eventos, trámites y acuerdos verbales. De la misma manera no inicies proyectos nuevos, ni te aventures a movimientos en tu negocio. Es mejor que los pospongas hasta que Mercurio deje de retrogradar y pase a estar directo, donde podrás aprovechar toda su energía. De no hacerlo corres el riesgo de tener que corregir o repetir trámites y movimientos, así como tener que aclarar malentendidos.

Como líder o parte de un equipo de trabajo

Es posible que con este tránsito sientas la necesidad de trabajar o estar más tiempo solo, con un espacio físico o de tiempo para ti. Como líder o parte de un equipo, te recomiendo que tengas tus dinámicas bien segmentadas y sepas comunicar tu presencia y ausencia con antelación sin ¨abandonar el barco¨. Pronto el tránsito de Mercurio Retrógrado pasará y podrás tener todo tu potencial para co crear con tu equipo.

Mercurio es el planeta de la comunicación y la mente. Por lo tanto, es posible que en el periodo de su retrogradación muchos sientan la necesidad de decirlo todo de una vez y sin filtros. Es importante pensar, o como diría Mercurio Retrógrado, repensar las cosas dos veces. Hay que repensar antes de comunicarlas para no crear fisuras en nuestros clientes o equipo de trabajo. Porque es probable que, más tarde, tengamos que enmendar.

Que SI hacer con Mercurio Retrógrado

De entrada, plantéate Mercurio Retrógrado como una oportunidad y no lo resistas, pues como dicen, ¨aquello que temieres te aconteciere¨. Por ejemplo, imagina que normalmente transitas tu vida por una avenida y que lo haces en coche. Pues bien, cuando Mercurio retrograda, tu coche queda estacionado y debes seguir a pie. Seguramente descubrirías lugares nuevos, posibilidades de mejora que no vistes antes o, incluso, nuevas orientaciones para tus proyectos. Prueba a seguir los pasos de esta lista y aprovecha la oportunidad para agendarla en el calendario de tu negocio.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu email nuestros post

Con Mercurio Retrógrado practica la ley de las cinco REs:

RE-visa todo

Da ese pequeño paso hacia atrás antes de enviar cualquier mail o comunicado. Por otra parte, lee la letra pequeña de todo, las condiciones y los mensajes. También, vigila las acciones que vas a tomar y los viajes que puedas estar por hacer. Hazlo también con los procesos de trabajo y comunicación de tu empresa. En este caso, con Mercurio Retrogrado estas áreas suelen fallar en alguna parte del engranaje y se demanda flexibilidad. Como no es tiempo para iniciar proyectos nuevos, dales un vistazo a las tareas que puedas dejar concluidas.

RE-nuncia

Termina con aquellas cosas que ya no te sirven. Por ejemplo, un contrato laboral, una asociación o una suscripción que ya no necesitas. También puede ser algún trámite o solventar esa deuda pendiente. Hay que dejar espacio para lo nuevo cuando Mercurio arranque directo

RE-fuerza

Este tránsito no es recomendable para crear nuevos prospectos. Así que Mercurio Retrógrado te deja vía libre para RE-forzar y RE-fidelizar a todos tus contactos. RE-visa las líneas de comunicación y RE-vive los lazos.

RE-enfoca

Puedes aprovechar muy bien este tránsito para crear nuevas posibles líneas de actuación en tu negocio. También, nuevos proyectos y planes para subir de nivel en cuanto la energía esté disponible.

RE-calibra

Todo lo que se mide se puede mejorar. Este tránsito es ideal para invertir las energías en crear un mapa detallado y óptimo para nuestros negocios. Conocer la identidad astral de nuestra empresa a través de una asesoría con astrólogo especializado, nos da una idea. Por ejemplo, una idea del guion a seguir para el resto del año y qué eventos afectan a las diferentes áreas de nuestro negocio. Así podrás crear unos objetivos más certeros.

Así pues, Mercurio Retrógrado plantea una acción diferente, necesaria para la salud de nuestros negocios. No olvidemos que éstos están compuestos por personas y que una empresa también tiene una identidad. Cada vez, más empresas adquieren los servicios de asesoría de parte de astrólogos para conocer el total del panorama cambiante que nos rodea. Es una manera de navegar los procesos en vez de solo ser impactados por ellos.